Comprar vivienda para arrendar es un buen negocio que deja buenos dividendos, pero debes hacerlo correctamente para no poner en riesgo tu patrimonio.

 

1- Confía en un experto

Para cuidar tu patrimonio una buena idea es recurrir a una empresa especializada en finca raíz que tenga trayectoria. Con la ayuda de una inmobiliaria solo debes firmar unos documentos y ellos se encargan del resto.

 

2- Gana dinero

Si recurres a expertos inmobiliarios recuerda que debes cancelar los respectivos honorarios los cuales se derivan de un porcentaje del canon de arrendamiento, pero ellos te garantizan tu arriendo mes a mes y además, cuidan tu patrimonio.

 

3- Asegúrate del estado de la vivienda

Antes de arrendar el inmueble asegúrate que esté listo para ser mostrado, que todo esté funcionando correctamente y que la vivienda sea atractiva para tus posibles inquilinos.

 

4- El precio es importante

Para arrendar rápido la vivienda recuerda que el precio de alquiler influye, es mejor poner un precio de arriendo razonable de acuerdo con la zona y a los metros cuadrados. Cualquier inmobiliaria reconocida puede guiarte.

 

5- Ojo con el contrato

Puede parecer tarea sencilla hacer un contrato de arrendamiento, pero no lo es, existen expertos que saben realizar estos documentos y así ambas partes podrán lograr negocios efectivos.

 

6- Seguridad

Antes de firmar es obligatorio leer bien el contrato: hay que tener claro cuál es la renta mensual, la duración del contrato, los gastos a pagar y quién se ocupa del mantenimiento de la vivienda.

 

7- Derechos y deberes

Conoce los derechos de tus futuros inquilinos, esto para evitar tomar acciones abusivas que puedan terminar en problemas legales. Así mismo examina tus deberes y derechos como propietario.